PERSECUCIÓN

PROCESIONES PROHIBIDAS, RELIGIÓN PERSEGUIDA

Posted on Actualizado enn

El ayuntamiento de Hospitalet, Barcelona, trata de acorralar a un fiel sacerdote que quiere cumplir su misión en su ejercicio y ministerio pastoral atendiendo a sus fieles y connacionales. A la religión la quieren encerrar en las parroquias y a la Hermandad de Antiguos Legionarios de Barcelona expulsar de las calles y centro.